Tal vez la mano.

“La ola humilde a nuestros labios vino
de unas pocas palabras verdaderas.”

Don Antonio Machado

Dibujan tus labios, con el lápiz sublime
de la temprana inocencia,
hilos de embriada esperanza
con sabor a verdad sin palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s